REPORTAJE DE LA SEMANA
 
 
 
 
Los Garífunas en Nicaragua
 

Los garífunas llegaron a la Costa Caribe nicaragüense en 1832 con los mismos objetivos que los motivaron desde su instalación en el continente americano (luego del naufragio del barco negrero en 1636 cerca de la isla San Vicente, en las Antillas Menores): luchar por la tierra, ser reconocidos como etnia y conservar su identidad cultural.

Pero en estos objetivos los garífunas se encontraron con la férrea oposición de los miskitos, como poseedores de los territorios habitables, y de los negros creoles, que los obligaron a aceptar el inglés como lengua para las transacciones económicas y medio para su inserción y reconocimiento en la sociedad, según una investigación sobre las etnias en el Caribe nicaragüense, de Silvio Araica Aguilar y Cleopatra Morales (mayo, 2000).

 
 
NOTAS RELACIONADAS
 
1.- Los Garífunas en el continente americano
 
2.- Los Garífunas en Nicaragua
 
3.- El Walagallo, un ritual de sanación
 
4.- Cómo llegar a Orinoco, Laguna de Perlas
 
5.- Galería fotográfica
 
 

Los autores refieren que “las grandes contradicciones entre creoles y garífunas, a pesar de tener sus ancestros un mismo origen africano, radica en la genealogía de su composición étnica y por ende del resultado del sincretismo cultural”.

Araica y Morales explican que “los creoles nicaragüenses recibieron de los ingleses su lengua, su religión y sus costumbres”. En cambio, “los garífunas son el resultado de una mezcla de cultura con los Caribes Rojos suramericanos, europeos y mestizos centroamericanos”. Pero a ambos grupos los une sus rasgos con la cultura africana.

Según los autores mencionados, como producto de las diferencias en la composición étnica de ambos grupos, las contradicciones fundamentales entre ambos se establecen en la práctica religiosa, en los prejuicios raciales, como efecto de la esclavitud colonial, en las costumbres y las lenguas.

Por ejemplo, mencionan que cuando los garífunas se posesionaron de la parte este de la isla de San Vicente y fundaron sus comunidades libres, los Caribes Rojos pidieron ayuda a los franceses para desalojarlos, quienes ante la resistencia garífuna debieron emplear a los misioneros católicos para evangelizarlos.

Según los autores, “de ahí surge el sincretismo afro-católico garífuna, que sin negar sus propias creencias religiosas animistas africanas, reelabora los conceptos religiosos católicos e identifica a los santos con los espíritus de sus ancestros como mediadores ante Dios, transformándolos en luchadores de la libertad a partir de los preceptos de igualdad y fraternidad en la doctrina de Cristo”.

Y -continúan explicando- “la creencia en los espíritus y en los santos, en los ritos cristianos y africanos, son los ejes de contradicción con los creoles, que por ser protestantes satanizan estas prácticas, calificándolas de brujería” .

 
 
 
NUESTRA PROGRAMACIÓN
 
 
PUBLICIDAD
 
 
ENLACES RECOMENDADOS
 
 
 
 
 
 
 
Design, Hosting & Live Streaming Powered by
Partyatnight Company